Infertilidad: Diagnóstico y Tratamiento

Infertilidad: Diagnóstico y Tratamiento

170
Compartir

La infertilidad se define como la incapacidad de concebir un bebé, este problema puede deberse a varias causas, aunque hay algunas principales que afectan a la mayoría de la población con este problema médico.

Antes de llevar a cabo cualquier tratamiento contra la infertilidad, la pareja debe de realizar varios intentos de embarazo por un periodo de 1 año, claro esta, sin usar protección anticonceptiva, si después de este periodo siguen sin poder concebir, entonces es necesario que acudan a hacerse un examen médico en una clínica de fertilidad, si no tienen idea de a donde acudir, pueden consultar alguna página de anuncios clasificados
en Internet para buscar alguna buena clinica cerca de ustedes.

La mayor parte de los exámenes de infertilidad son aplicados a ambos, pues hay que recordar que este es un problema de pareja, y como tal se debe de tratar, generalmente los exámenes son de sangre e imagenológicos (imagen médica) para tratar de descubrir la causa de la infertilidad, entre los exámenes más comunes se encuentran:

  • Verificación del nivel de hormonas (progesteronas y foliculoestimulantes)
  • Histerosalpingografía (Visualización radiológica de la cavidad uterina)
  • Pruebas de la función tiroidea
  • Radiografía de la pelvis
  • Análisis del semen
  • Biopsia testicular

El tratamiento de la infertilidad se dará en base a los resultados de los análisis practicados, en la mayoria de los casos se llevan a cabo las siguientes acciones para tratar la infertilidad:

  • Medicamentos para erradicar infecciones o síntomas de coagulación
  • Fecundación In Vitro
  • Inseminación Intrauterina
  • Medicamentos estimulantes de la formación y liberacion de ovulos

Los casos de éxito son alentadores para quienes padecen este problema, 1 de cada 5 parejas diagnosticadas con infertilidad logran concebir sin necesidad de tratamiento, y la mitad de las parejas logran concebir sin necesidad de técnicas avanzadas como la fertilización in vitro o inseminación intrauterina, por lo que siempre hay esperanzas.