Inicio Enfermedades y patologías 10 consejos para luchar contra el pie de atleta

10 consejos para luchar contra el pie de atleta

184
Compartir

El pie de atleta se ha convertido en una horrible pesadilla para muchos de nosotros. Es una condición muy terca, bastante incómoda y se niega a salir de tu cuerpo por sí sola.

¿Cómo podemos luchar contra el pie de atleta?

Si te quejas de tener la piel seca y agrietada, ampollas en los pies, uñas que se parten con facilidad, mal olor, entonces puedes ser víctima de un ataque de hongos. Consulta nuestros consejos que seguramente te serán de mucha utilidad para combatir tus problemas:

El pie de atleta puede aparecer cuando tienes el sistema inmune debilitado, tienes tendencia a sudar o llevas hábitos poco higiénicos. Puesto que el pie de atleta es contagioso, es posible también que lo hayas adquirido por accidente, por ejemplo, en alguna piscina pública. Estos hongos aparecen sobre todo durante la primavera y el otoño debido a que usamos zapatos cerrados donde el pie no tiene la posibilidad de respirar. Si sufres de pie de atleta, he aquí algunas maneras que te ayudarán a luchar contra las molestias que ocasiona:

Deshacerse de los zapatos viejos y desgastados

Los médicos recomiendan no usar el mismo par de calzado todos los días y aconsejan cambiarlo lo máximo posible. La idea es permitir que el zapato pueda respirar durante 24 horas. Si además notas que retienen la humedad, ponlos en una bolsa de tela con bicarbonato de sodio para que puedan absorber el agua y el olor.

La higiene personal: arma importante contra el pie de atleta

Al bañarte presta especial atención a la limpieza de tus pies. Lávalos a fondo con agua caliente y jabón, especialmente a lo largo de los pliegues de los dedos, un lugar favorito para que el hongo se instale. Luego sécalos bien ya que estas bacterias aman los lugares húmedos.

Cuida las uñas de tus pies

Cuánto más grandes sean las uñas de tus pies hay mayor posibilidad de sufrir de pie de atleta al acumularse los gérmenes.

Limpia y desinfecta el baño

Si eres propenso a tener infecciones en los pies, cada vez que te bañes limpia y desinfecta el baño. También es aconsejable que no camines descalzo por el suelo ya que puedes adquirir los hongos con mayor facilidad.

Tratamiento con agua y vinagre

Cuando la situación se hace intolerable por la presencia del pie de atleta, se aconseja poner en remojo los pies en una mezcla de agua con vinagre durante 20 minutos por lo menos una vez al día. La acidez del vinagre mata a las bacterias y previene su propagación.

Tratamiento con ajo

Muchas personas recomiendan el uso del ajo. Frota las áreas afectadas con unas gotas de jugo de ajo una media hora antes de ir a la cama. Después ponte medias durante toda la noche. El ajo tiene una acción antibacteriana y mata el hongo de raíz.

Tratamiento de té de aceites o eucalipto

También puedes realizar tratamientos con té de aceites o con eucalipto. Ambas opciones te ayudarán a optimizar la micosis, pero no son lo suficientemente fuertes como para luchar contra ella.

Tratamiento a base de yogurts

Otro problema es que el hongo en los pies provoca picores o dolor. Puedes aliviar los síntomas frotando el lugar con un poco de yogurt.

Evita la humedad

Puedes evitar el pie de atleta manteniendo la piel seca para que no retenga la humedad. Utiliza exfoliante de baño para eliminar la piel muerta y para los zapatos utiliza un spray especial.

Visita a un especialista

Si sufres de hongos busca laayuda de un médico o farmacéutico. Ellos te aconsejarán qué medicamento usar. La farmacia vende pomadas, pastillas y otros tratamientos que te pueden ayudar en la eliminación del pie de atleta.

Algunos consejos extras:

– Para combatir el pie de atleta es recomendable que tomes más vitamina E ya que nutre la piel y es efectiva contra las bacterias.

– Come menos dulces, ya que causan enfermedades de la piel.

– Usa calcetines de algodón porque absorben la humedad.

– Por último, cuando visites lugares públicos como piscinas o saunas, usa zapatillas de casa y nunca vayas descalzo.