Inicio Enfermedades y patologías Cáncer El cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas

861
Compartir

El cáncer de páncreas se inicia en los tejidos pancreáticos, un órgano que se encuentra situado en el abdomen y se extiende horizontalmente, situándose por detrás del estómago. El páncreas secreta enzimas que ayudan a la digestión, además de enzimas, secreta hormonas que ayudan a regular el metabolismo de los azúcares.

Suele tener un pésimo pronóstico, incluso cuando se detecta a tiempo. El cáncer de páncreas suele aparecer de forma súbita, provocando que su detección temprana sea casi imposible, siendo uno de los principales causantes de muerte por cáncer. Los signos y síntomas del cáncer de páncreas, por lo general, no aparecen hasta que la enfermedad se encuentra en un punto muy avanzado, impidiendo que la extirpación sea imposible.

Cáncer de páncreas

Síntomas del cáncer de páncreas

Los síntomas de la enfermedad no suelen aparecer hasta que la enfermedad se encuentra avanzada. En cuanto la enfermedad se encuentra avanzada, lo síntomas suelen ser los siguientes:

  • Dolor abdominal que suele irradiarse hasta la espalda
  • Color amarillento de piel y ojos (ictericia)
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso
  • Depresión

Cuándo consultar a tu médico

Consulta a tu médico si experimentas pérdida de peso inexplicable, dolor abdominal, ictericia u otros signos y síntomas que te molesten. Hay otras enfermedades que provocan estos síntomas, así que será mejor que vayas al médico para que tengas una revisión y descartes esta enfermedad.

Cómo entender la enfermedad

Es importante saber que el páncreas tiene un tamaño de 6 pulgadas (15 centímetros) de largo y tiene parecido a una pera acostada. El páncreas es parte crucial para el sistema digestivo, ya que segrega hormonas, incluyendo la insulina, para ayudar a nuestro cuerpo a procesar el azúcar. Además de producir jugos gástricos que ayudan al cuerpo a digerir los alimentos.

¿Cómo se forma el cáncer de páncreas?

El cáncer aparece cuando las células del páncreas desarrollan mutaciones en su ADN. Estas mutaciones hacen que las células crezcan sin control. Las células que se van acumulando producen el tumor.

El cáncer de páncreas comienza en las células que recubren los conductos del páncreas. Este tipo de cáncer se llama adenocarcinoma de páncreas o cáncer de páncreas exocrino.

Tratamiento del cáncer de páncreas

El tratamiento que se utiliza para el cáncer de páncreas depende del estado y la ubicación del cáncer, así como la edad del paciente, su salud en general y preferencias personales. El primer objetivo del tratamiento es eliminar el cáncer, siempre que sea posible. Cuando esto no es una opción, el enfoque puede ser en la prevención del cáncer de páncreas y que el crecimiento no haga mas daño. Cuando el cáncer de páncreas es avanzado y los tratamientos no son suficientes para ofrecer un beneficio claro, su médico le puede ayudar a aliviar los síntomas que conlleva tener cáncer, para que su vida sea lo mas cómoda posible.

Cirugía

La cirugía puede ser una opción si el cáncer es insitu (se localiza solamente en el órgano afectado). Las operaciones que se realizan a personas que tienen dicha enfermedad pueden ser las siguientes:

– Cirugía en tumores que se localizan en la parte superior del páncreas. Si el cáncer de páncreas se encuentra en la parte superior, se puede considerar una operación llamada Whipple (pancreatoduodenectomía). Este procedimiento llamado Whipple, que consiste en extraer la cabeza del páncreas, así como una pequeña parte del intestino delgado (duodeno), la vesícula biliar y parte de la vía biliar. En pocos caso se tiene que retirar una pequeña parte del estomago. Después de la cirugía, el cirujano vuelve a conectar todas las partes restantes del páncreas, el estomago y  los intestinos para que pueda digerir los alimentos.

– Cirugía de Whipple conlleva un riesgo de infección y sangrado. Después de la cirugía, algunas personas experimentan nauseas  vómitos que pueden ocurrir si el estomago tiene dificultades de evacuación (vaciado gástrico retardado). Después de la cirugía, se tiene que esperar un largo tiempo para la recuperación. Las personas que son operadas, pasan varios días en el hospital y después varias semanas en casa.

– Cirugía para tumores en la cola del páncreas y partes del cuerpo. La cirugía empleada para extirpar la cola del páncreas o extraer una pequeña parte de las cola se llama pancreatectomía distal. En esta cirugía, el cirujano también puede extirpar el bazo. La cirugía conlleva un riesgo de sangrado e infección.

Investigaciones demuestran que la cirugía tiende a causar menos complicaciones cuando se realiza por cirujanos experimentados. No dude en preguntar acerca de la experiencia que ha tenido el cirujano con respecto a las cirugías que ha realizado. Si tiene alguna duda, busque otra opción.

Terapia de radiación

La radioterapia utiliza rayos de alta energía, como los rayos X, además de protones para destruir células cancerosas. Es posible que reciba radioterapia antes o después de la cirugía, a menudo en combinación con una terapia de quimioterapia. O bien, el medico puede recomendar una combinación de radioterapia y quimioterapia cuando el cáncer no se pude tratar con cirugía.

La terapia generalmente proviene de una maquina que se mueve alrededor del paciente, dirigiendo la radiación a los puntos específicos en el cuerpo (radioterapia externa). En los centros de salud o centros médicos especializados, la radioterapia se pude administrar durante la cirugía (radioterapia intraoperatoria).

Quimioterapia

La quimioterapia utiliza medicamentos que se pueden combinar con la terapia de radiación (Quimiorradiación). La Quimiorradiación se utiliza generalmente para tratar el cáncer que se ha propagado más allá del páncreas, pero solo a los órganos cercanos y no a regiones distantes del cuerpo. Esta combinación también se pude usar después de la cirugía para reducir el riesgo de que el cáncer pueda reaparecer.

En personas con cáncer de páncreas avanzado, la quimioterapia puede ser usada sola o también se puede combinar con una terapia dirigida de fármacos.

Terapia dirigida

La terapia dirigida usa fármacos que atacan anormalidades específicas dentro de las células cancerosas.