Inicio Enfermedades y patologías Colesterol ¿Qué es la hipertensión arterial?

¿Qué es la hipertensión arterial?

619
Compartir

La hipertensión arterial se define por el aumento de las cifras tensionales, que deberían ser inferiores a 140 / 90 mm, calculándose mediante un promedio de tres mediciones realizadas en 3 días diferentes.

Qué es la hipertensión arterial

En ocasiones sucede que la presión se eleva por alguna situación específica, cosa que no significa que esa persona sea hipertensa, pero si será necesario el control. El aumento de la presión arterial daña las arterias, favoreciendo la arterioesclerosis, reduciendo el calibre y como consecuencia disminuye el flujo sanguíneo afectando el funcionamiento normal del corazón, del cerebro, de los riñones y de otros órganos vitales.

A su vez, se genera un mayor trabajo del corazón para poder enviar sangre a través de una red arterial estrecha, generando la denominada hipertrofia cardíaca. Ya hace más de dos décadas se ha descubierto que la hipertensión arterial puede estar asociada frecuentemente a los llamados factores de riesgo vascular mayores para la arterioesclerosis, tabaquismo, diabetes, colesterol elevado, obesidad y sedentarismo.

Su aparición puede ser genética, o que genéticamente estén predispuestos y que con factores como un trabajo en permanente tensión, alto consumo de alcohol, ingesta de mucha sal, etc. desencadenen la hipertensión arterial. Generalmente cuando se hace un chequeo médico el paciente no tiene ningún síntoma, y sólo aparece en un momento de crisis, es por eso que es necesario tener en cuenta todos los síntomas posibles.

Se han relacionado las cefaleas, sangrado nasal, sensación de mareo con la hipertensión arterial, pero tampoco son más frecuentes en pacientes sin ella, de todas maneras en el caso de una posibilidad es obligatorio el control de la presión arterial.

Síntomas de la hipertensión arterial

Deben investigarse los siguientes síntomas:
– cardíacos: dolores coronarios, sensación de falta de aire con el esfuerzo, hinchazón de pies y tobillos.
– renales: sangre en la orina, hinchazón generalizada, canidad de orina mayor a la habitual, despertarse para orinar.
– cerebrales: pérdida de fuerzas localizadas, trastornos del lenguaje o de la visión, pérdida del conocimiento.
– miembros inferiores: dolor al caminar.

Por lo que lo ideal para los que poseen hipertensión arterial es un cambio de estilo de vida, en donde se coma sin sal o con aproximadamente 5 gr. de ingesta diaria de sal, bajar de peso en caso de obesidad, aumentar la ingesta de frutas y verduras y por supuesto, restringir la ingesta de alcohol.