Inicio Consejos de salud Cuidado con la comida basura

Cuidado con la comida basura

569
Compartir

La vida que llevamos la mayoría de las personas  a llevado a la industria alimenticia a un cambio en el tipo de alimentos, motivo por el cual hoy abundan en el mercado todo tipo de comidas preparadas, concentradas a las cuales basta hervir o calentar para ya consumirlas por ejemplo abrimos un sobre con unos pocos granitos minúsculos que luego de introducirlos en agua caliente o llevarlos al fuego se convierten en un plato con apariencia sabrosa y con grandes granos de arroz o fideos, pero deberíamos preguntarnos que es lo maravilloso que contienen para que eso suceda y que les pasara una vez introducidos en nuestro organismo.

Estamos en un mundo netamente  consumista y por lo tanto ello lleva a que las grandes empresas dedicadas a la alimentación piensan en como atrapar mas consumidores ya sea ofreciendo productos cada ves mas vistosos y que no se les debe de realizar grandes elaboraciones y para ello utiliza estrategias no del todo honestas, pero si a veces perjudiciales para la salud, dentro de ellas encontramos al sodio el cual para las personas hipertensas es un arma letal y estas empresas incluyen este mineral con otros nombres u omiten nombrarlos, pero claro en esto están involucrados muchos alimentos conservados e incluso algunas aguas minerales no decimos que todas las industrias dedicadas a la alimentación hagan esto, pero si es importante que aprendamos a leer las etiquetas de los productos que consumimos así como a conocer nombres alternativos para sustancias nocivas para la salud y no olvidemos que los alimentos son una enorme fuente de recursos para las industrias.

Sin lugar a dudas este es un tema que abarca muchos sectores, pero hoy en día que la información abunda y llega a la mayorías de las personas se pueden difundir para que todos seamos consumidores responsables y cuidemos la salud, ya que esto representa un gasto muy grande en la mayoría de los países industrializados sobre todo debido a lo que hoy se estan considerando epidemias mundiales como la diabetes, obesidad, hipertensión, colesterol y muchas otras enfermedades relacionadas.

Por lo tanto cuando estemos frente a una góndola de supermercado miremos bien la etiqueta y busquemos al sodio como glutamato o bicarbonato y a los azúcares como galactosa, fructosa, maltosa, lactosa, etc. No seamos rehenes del comercio poniéndonos y sometiéndonos al engaño por la falta de información.