Lipolisis láser para eliminar la grasa no deseada

Lipolisis láser para eliminar la grasa no deseada

716
Compartir

La belleza y el cuidado personal son temas que cada día toman más fuerza entre las personas que desean verse y sentirse bien. Así mismo, mucha gente está interesada en obtener resultados rápidos para mejorar su apariencia llevándolos a optar por procedimientos estéticos. Actualmente existe una variedad de técnicas para armonizar la figura y corregir algunos aspectos corporales. Pero también hay muchas dudas y temores que prevalecen antes de ingresar a una sala de cirugía. Por esta razón, la medicina estética ofrece opciones “sin cirugía” que brindan mayor confianza al paciente.

Lipolisis laser para eliminar los michelines

Una de estas alternativas que cada vez está ganando más adeptos es la lipolisis láser, también conocida como lipoescultura láser. Este procedimiento se utiliza para tratar la acumulación localizada de grasa y la flacidez. Es importante señalar que no es un tratamiento pensado para personas con sobrepeso, cuyo objetivo principal sea perder una cantidad elevada de kilos. Estas personas deberían optar por la liposucción tradicional.

Es un tipo de lipoescultura no invasiva para eliminar los depósitos de grasa persistentes, tales como las cartucheras, los michelines o la papada. Puede reducir de forma efectiva la grasa de las zonas que más se resisten a los efectos de la dieta o el ejercicio, con menos efectos secundarios que tratamientos tradicionales como la liposucción.

Beneficios de la lipólisis láser frente a la lipoescultura tradicional

La lipoescultura tradicional remueve el tejido graso, mientras que la lipolisis láser calienta la grasa no deseada del cuerpo y la cara hasta derretirla, siendo éste un procedimiento más rápido y seguro minimizando los riesgos para el paciente.

Otros beneficios destacables de la lipolisis láser son:

  • Recuperación más rápida y confortable
  • Reducción del riesgo de sufrir hematomas e inflamaciones
  • Sólo se utiliza anestesia local
  • El paciente puede regresar a casa el mismo día

Además de la seguridad en el procedimiento que ofrece la lipolisis láser, los resultados obtenidos son más favorables. Con esta técnica no sólo se elimina tejido graso, también se produce un estiramiento y una notable reafirmación de la piel. Por su parte, los resultados de la liposucción tradicional estéticamente no son tan favorables para el paciente debido a la flacidez y, en el peor de los casos, al exceso de piel que puede quedar luego de efectuarse el tratamiento.

Sea cual sea la elección, lipolisis o liposucción, lo más importante es solicitar asesoría con un profesional acreditado y no dejarse tentar por lugares de dudosa procedencia donde pueden ofrecer tentadores descuentos sin las condiciones sanitarias necesarias para llevar a cabo un procedimiento estético, que con conllevaría a poner en riesgo tu vida y tu salud.