Inicio Consejos de salud Protectores solares , ¿lo hago bien?

Protectores solares , ¿lo hago bien?

Protectores solares, fotoprotectores

Cuando empieza el buen tiempo, empiezan los agradables paseos al borde del mar y por la montaña y empiezan las sorpresas con el sol… Entonces buscamos el protector solar del año pasado o del otro… y nuestra piel, tan importante como es, no la cuidamos como se merece. ¿Hablamos un poco del sol, de la piel y de los protectores solares?

Empezamos por el sol. De todas las radiaciones que emite las que más interesan cuando hablamos de la piel son los Ultravioletas (UV) de las que hay tres tipos A  B y C. Los UVA son los responsables del envejecimiento de la piel y junto con los UVB son los responsables a largo plazo del cáncer de piel (melanomas). Los UVB son los responsables del bronceado y cuando recibimos demasiada cantidad son los causantes de las quemaduras solares. Los UVC los filtra la capa de ozono, pero ya sabemos que esta capa de la atmósfera no está a pleno “rendimiento”. Es importante recordar que el efecto del sol es acumulativo y depende también de donde y cuando tomamos el sol. A mayor altitud, mayor intensidad, por supuesto en verano es más que en invierno, la hora del día (las centrales las “peores”), si hay nubes (nos protegen algo, pero no del todo), y la superficie en la que nos encontramos. Recordad que cuando estamos en la nieve recibimos la insolación directa y la reflejada por la nieve, en menor grado pasa también con la arena y con el agua.

Y la piel ¿son todas iguales?, pues como bien sabes no. Existe una clasificación, relacionada con la capacidad de la piel para asimilar la radiación solar llamada Fototipo en la que existen 6 grupos. Esta clasificación no tiene en cuenta sólo el color de la piel, sino el del cabello, el de los ojos, la existencia de pecas y la capacidad de bronceado. Este dato es muy importante a la hora de elegir correctamente un fotoprotector por eso normalmente utilizamos uno diferente para los niños y otro para los adultos.

¿Qué son los fotoprotectores? Son productos cosméticos que protegen nuestra piel de los efectos perjudiciales del sol. Existen diferentes índices de protección, desde el factor 2 hasta el de 50 o más, que son los llamados filtros o pantallas totales. El factor nos indica el tiempo de exposición equivalente al de estar expuestos sin protector. Así, un factor 20 nos indica que recibimos la misma exposición durante 20 minutos que si estuvieramos expuestos 1 minuto sin protección.

¿Y cual debemos elegir? Lo mejor es que te ayuden a seleccionarlo en tu farmacia, ellos tendrán en cuenta tu edad, fototipo, y tu necesidad (playa, montaña, etc.), horario de uso, tipo de piel, si presentas factores de riesgo (embarazo, problemas en la piel, medicaciones, como por ejemplo los anticonceptivos entre muchos otros). Recuerda que a parte de los factores de protección, existen algunos que son resistentes al agua (water resistan y waterproof), o presentan coloración o están disponibles en crema o en spray, etc.

Una vez tenemos nuestro fotoprotector ¿qué hacemos con él?. Aquí tienes unos consejos:

  • Los fotoprotectores caducan. Aunque no lleven fecha, una vez abiertos, y mas si están en sitios sobrecalentados, se alteran y pierden eficacia. Los del año pasado mejor no usarlos.
  • El fotoprotector se debe aplicar sobre la piel sin maquillar y sin colonias o perfumes 30 minutos antes de la exposición. Eso de ponerse el protector en la playa no es una buena idea…
  • Entre las 12 y las 16 horas casi mejor que no tomes el sol, pero si no hay más remedio utiliza factores más altos
  • Las nubes no filtran las radiaciones por completo, no te confíes. Incluso con nubes aplícate el fotoprotector cada dos horas. Y en la playa después de cada baño…

Recuerda también beber agua abundantemente, usar gafas de sol y después del baño de sol date una buena ducha con agua tibia para eliminar los restos y ayudar a tu piel a recuperar el agua que ha perdido. Una buena hidratación, esta vez con una crema o similar, tras la ducha  puede ser una muy buena manera de prevenir un envejecimiento prematuro de tu piel.

El verano está a la vuelta de la esquina, disfrútalo, pero con cabeza y fotoprotector. ¡Qué lo disfrutes!